Corot-9b

Examinan al Primer Exoplaneta Templado

Combinando observaciones del satélite CoRoT y del instrumento HARPS de ESO, los astrónomos han descubierto el primer planeta “normal” fuera del Sistema Solar que puede ser estudiado en gran detalle. El planeta, designado Corot-9b, pasa regularmente frente a una estrella similar al Sol ubicada a 1.500 años-luz de distancia de la Tierra hacia la constelación de Serpens (la Serpiente).
Article Content

Exoplaneta templado normal

“Este es un exoplaneta templado normal, tal como docenas de otros que ya conocemos, pero éste es el primero al que podemos estudiar sus propiedades en profundidad”, dice Claire Moutou, quien es parte del equipo internacional de 60 astrónomos que realizó el descubrimiento. “De seguro se convertirá en la piedra Rosetta en el estudio de exoplanetas”.

“Corot-9b es el primer exoplaneta que realmente se parece a planetas de nuestro sistema solar”, agrega el autor principal Hans Deeg. “Posee el tamaño de Júpiter y una órbita similar a la de Mercurio”.

“Tal como nuestros planetas gigantes, Júpiter y Saturno, el planeta está formado principalmente de hidrógeno y helio”, señala Tristan Guillot, miembro del equipo, “y podría contener más de 20 masas terrestres de otros elementos, incluyendo agua y roca a altas temperaturas y presiones”.

Corot-9b, visto desde la Tierra, pasa frente a su estrella madre cada 95 días. Este “tránsito” dura cerca de 8 horas y provee a los astrónomos de mucha información adicional sobre el planeta. Esto es afortunado pues el gigante de gas comparte varias características con la mayoría de los exoplanetas descubiertos hasta ahora.

Impresión artística de Corot-9b. Descubierto por la combinación de observaciones desde el satélite CoRoT, y el instrumento HARPS de ESO, Corot-9b es el exoplaneta "normal" en primer lugar que puede ser estudiado con gran detalle. Este planeta tiene el tamaño de Júpiter y una órbita similar a la de Mercurio. Orbita una estrella similar al Sol, ubicada 1500 años luz de distancia de la Tierra hacia la constelación de la Serpiente. Corot-9b pasa por delante de su estrella cada 95 días, como se ve desde la Tierra. Este "tránsito" tiene una duración de aproximadamente 8 horas. Al igual que nuestros planetas gigantes, Júpiter y Saturno, el planeta está compuesto principalmente de hidrógeno y helio, y puede contener hasta 20 veces la masa terrestre de los demás elementos, incluyendo el agua y roca a altas temperaturas y presiones.

Impresión artística de Corot-9b. Descubierto por la combinación de observaciones desde el satélite CoRoT, y el instrumento HARPS de ESO, Corot-9b es el exoplaneta "normal" en primer lugar que puede ser estudiado con gran detalle. Este planeta tiene el tamaño de Júpiter y una órbita similar a la de Mercurio. Orbita una estrella similar al Sol, ubicada 1500 años luz de distancia de la Tierra hacia la constelación de la Serpiente. Corot-9b pasa por delante de su estrella cada 95 días, como se ve desde la Tierra. Este "tránsito" tiene una duración de aproximadamente 8 horas. Al igual que nuestros planetas gigantes, Júpiter y Saturno, el planeta está compuesto principalmente de hidrógeno y helio, y puede contener hasta 20 veces la masa terrestre de los demás elementos, incluyendo el agua y roca a altas temperaturas y presiones.

“Nuestro análisis ha proporcionado más información sobre Corot-9b que de otros exoplanetas del mismo tipo”, dice el co-autor Didier Queloz. “Podría abrir un nuevo campo de estudio para comprender las atmósferas de planetas con temperaturas moderadas –y bajas-, y en especial, convertirse en una ventana completamente nueva en nuestra comprensión de la química de baja temperatura”.

Más de 400 exoplanetas o planetas ubicados fuera del Sistema Solar han sido descubiertos hasta ahora, 70 de ellos a través del método de tránsito. Corot-9b es especial en el sentido de que su distancia de su estrella madre es cerca de diez veces mayor que cualquier otro planeta antes descubierto con este método. Y a diferencia de todos dichos exoplanetas, éste posee un clima templado. La temperatura de su superficie gaseosa se estima entre 160 grados y menos veinte grados Celsius, con variaciones mínimas entre el día y la noche. El valor exacto depende de la posible presencia de una capa de nubes altamente reflectante.

El satélite CoRoT, operado por la agencia espacial francesa CNES, identificó el planeta después de 145 días de observaciones durante el verano de 2008. Tales observaciones se realizaron con el exitoso buscador de exoplanetas de ESO –el instrumento HARPS instalado en el telescopio de 3,6 metros de ESO en La Silla, Chile- y permitieron a los astrónomos medir su masa, confirmando que Corot-9b es efectivamente un exoplaneta, con una masa equivalente a cerca del 80% la de Júpiter.

Fuente: ESO - European Southern Observatory