ESA

Tres nuevas misiones científicas

La energía oscura, los planetas habitables que giran entorno a otras estrellas y la naturaleza misteriosa de nuestro Sol son los tres objetivos científicos seleccionados por la ESA como candidatos para dos misiones de clase media que se lanzarán a partir del año 2017.
Article Content

Misión aprobada

El pasado jueves 18 de Febrero, el Comité para el Programa Científico (SPC) de la ESA aprobó estas tres misiones para empezar la fase de definición. Este es el siguiente paso necesario antes de tomar la decisión de qué misiones serán finalmente implementadas. Las tres propuestas seleccionadas para continuar la fase de definición son Euclid, PLAnetary Transits and Oscillations of stars (PLATO), y Solar Orbiter.
Esta imagen tomada con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA,  muestra la galaxia espiral NGC 4921, junto con un espectacular telón de fondo de las galaxias más distantes.

Esta imagen tomada con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA, muestra la galaxia espiral NGC 4921, junto con un espectacular telón de fondo de las galaxias más distantes.

Euclid (Euclides) intentará responder a cuestiones clave de la física fundamental y de la cosmología, principalmente a las relacionadas con el origen de las misteriosas energía y materia oscura. Los astrónomos están convencidos de que estas sustancias están presentes en mayor proporción que la materia ordinaria. Euclid cartografiará la distribución de galaxias para revelar la estructura “oscura” del Universo.
Uno de los métodos para la detección de exoplanetas es buscar la disminución en el brillo que producen cuando pasan delante de su estrella madre. Esta alineación celeste se conoce como un tránsito planetario.

Desde la Tierra, tanto Mercurio como Venus pasan de vez en cuando por delante del sol. Cuando lo hacen, se ven como puntitos negro pasando por toda la superficie brillante.

Dichos tránsitos bloquean una pequeña fracción de la luz que COROT es capaz de detectar.

Uno de los métodos para la detección de exoplanetas es buscar la disminución en el brillo que producen cuando pasan delante de su estrella madre. Esta alineación celeste se conoce como un tránsito planetario. Desde la Tierra, tanto Mercurio como Venus pasan de vez en cuando por delante del sol. Cuando lo hacen, se ven como puntitos negro pasando por toda la superficie brillante. Dichos tránsitos bloquean una pequeña fracción de la luz que COROT es capaz de detectar.

La misión PLATO (Platón) tratará de responder a una de las cuestiones más antiguas de la ciencia: la existencia de planetas habitables girando entorno a otras estrellas. Para ello buscará planetas de características similares a las de la Tierra en la zona habitable de las estrellas, los conocidos como “Análogos Terrestres”. Además, PLATO estudiará el interior de estas estrellas analizando las emisiones gaseosas que emanan de sus superficies.
Esta imagen del Sol fue tomada por el instrumento IET de SOHO (Extreme Ultraviolet Imaging Telescope), el 23 de mayo de 2006. IET puede tomar imágenes de la atmósfera solar en varias longitudes de onda, y por lo que es capaz de mostrar el material solar a diferentes temperaturas.

Esta imagen del Sol fue tomada por el instrumento IET de SOHO (Extreme Ultraviolet Imaging Telescope), el 23 de mayo de 2006. IET puede tomar imágenes de la atmósfera solar en varias longitudes de onda, y por lo que es capaz de mostrar el material solar a diferentes temperaturas.

Solar Orbiter (Orbitador Solar) observará nuestro Sol acercándose todo lo que permite la tecnología actual, aproximándose a una distancia de tan sólo 62 radios solares. Esta misión proporcionará nuevos datos e imágenes, entre las que destacan vistas de las regiones polares del Sol y de su cara opuesta, que no es visible desde la Tierra.

Estas tres misiones son las finalistas de un total de 52 propuestas que se iniciaron o retomaron en el año 2007. El conjunto inicial se redujo a seis propuestas en 2008, que fueron enviadas a la industria para su asesoramiento. Una vez recibidos los informes de estos estudios, el número de propuestas se ha reducido a la mitad. “Ha sido un proceso de selección muy difícil. Todas las misiones contenían unas propuestas científicas muy fuertes”, comenta Lennart Nordh, miembro de la Comisión Nacional Sueca para el Espacio y presidente del SPC.

Y las decisiones difíciles todavía no han terminado. Sólo dos de estas tres misiones (Euclid, PLATO y Solar Orbiter) podrán ser seleccionadas para las oportunidades de lanzamiento de clase-M. Las tres misiones presentan retos que tendrán que ser superados durante esta fase de definición. Un reto específico, del que el SPC es consciente, es garantizar que estas misiones entran dentro del presupuesto disponible. La decisión final sobre qué misiones pasarán a la fase de implementación se tomará una vez que terminen las actividades de definición, lo que está previsto para mediados de 2011.

Por otra parte, el SPC ha decidido considerar en su próximo encuentro en Junio si Europa participará en la misión SPICA.

SPICA será un telescopio espacial en infrarrojo liderado por la Agencia Espacial Japonesa JAXA, que proporcionará cobertura en el ‘eslabón perdido’ del espectro infrarrojo, entre la región que puede observar el telescopio Webb ESA-NASA y la visible para el telescopio ALMA desde la Tierra. SPICA centrará sus observaciones en las condiciones para la formación de planetas y en las galaxias jóvenes lejanas.

“Estas misiones continúan el compromiso europeo de realizar ciencia espacial a nivel mundial”, explica David Southwood, Director de Ciencia y de Exploración Robótica de la ESA; “Todas ellas demuestran que el programa Cosmic Vision (Visión Cósmica) de la ESA continúa enfocado a responder las cuestiones más importantes de las ciencias del espacio”.

Fuente: ESA - European Space Agency