Herschel

La nebulosa de Orión

El observatorio Herschel de la ESA vuelve a estar plenamente operativo tras la reactivación del instrumento HiFi. HiFi permaneció desconectado durante 160 días mientras los ingenieros investigaban un problema inesperado en su sistema electrónico. Una vez solucionado, Herschel continúa su estudio de los planetas y de las estrellas en formación.
HI-FI funciona mediante la mezcla de la señal de entrada con una señal monocromática estable, generada por un oscilador local, y la extracción de la diferencia de frecuencia para su posterior transformación en un espectrómetro. HI-FI tendrá siete osciladores locales que cubren dos bandas de 1410-1910 y 480-1250 gigahertz.
HI-FI ha sido desarrollado por un consorcio liderado por SRON (Groningen, Holanda).

HI-FI funciona mediante la mezcla de la señal de entrada con una señal monocromática estable, generada por un oscilador local, y la extracción de la diferencia de frecuencia para su posterior transformación en un espectrómetro. HI-FI tendrá siete osciladores locales que cubren dos bandas de 1410-1910 y 480-1250 gigahertz. HI-FI ha sido desarrollado por un consorcio liderado por SRON (Groningen, Holanda).

Article Content

Herschel se prepara

HiFi, el Instrumento Heterodino para el Infrarrojo Lejano, fue diseñado específicamente para detectar la presencia de agua en diferentes cuerpos celestes. Su primera observación, realizada el 22 de Junio de 2009, demostró que estaba funcionando mejor que lo previsto en sus especificaciones de diseño. Sin embargo, el 3 de Agosto de 2009 se detectó una anomalía y el equipo responsable del instrumento y la ESA tuvieron que decidir qué acciones tomar para solucionarlo.

Herschel se encuentra a unos 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, en dirección opuesta al Sol, demasiado lejos para que lo visiten los astronautas. “En el caso de Herschel no podemos simplemente ir a ver qué pasa y arreglarlo, tenemos que cuidarlo hasta que se recupere”, explica David Southwood, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA. Estos cuidados consistieron en 160 días de gran esfuerzo y concentración por parte de un equipo de ingenieros expertos.

En primer lugar, se decidió apagar el instrumento y comenzar una investigación ‘forense’ para descubrir qué había causado el problema. En Diciembre se descubrió que un componente electrónico conocido como la Unidad de Control del Oscilador Local (LCU) había sido dañada por una subida de tensión inesperada, posiblemente causada por la interferencia de un rayo cósmico con un ordenador de abordo.
» print article
Related articles:
Esta imagen muestra una nube oscura 1000 años luz de distancia en la constelación de Aquila, el Águila. Cubre un área de 65 años luz de diámetro y está tan envuelta en polvo que ningún satélite anterior ha sido capaz de ver en ella. Ahora, gracias a una sensibilidad superior de Herschel en la más larga longitud de onda de infrarrojos, los astrónomos tienen su primera imagen del interior de esta nube.
Herschel

Herschel desvela el interior del corazón del Águila

» go to article