El astronauta de la ESA

Frank De Winne trabajando en el experimento RadSilka

ISS021-E-028096 (17 de noviembre 2009) - Frank De Winne (Agencia Espacial Europea) , comandante de la Expedición 21, trabaja con el experimento RadSilk en el laboratorio Kibo de la Estación Espacial Internacional. RadSilk examina los efectos de la exposición a la radiación en condiciones de microgravedad en los gusanos de seda.

ISS021-E-028096 (17 de noviembre 2009) - Frank De Winne (Agencia Espacial Europea) , comandante de la Expedición 21, trabaja con el experimento RadSilk en el laboratorio Kibo de la Estación Espacial Internacional. RadSilk examina los efectos de la exposición a la radiación en condiciones de microgravedad en los gusanos de seda.

De Winne y su tripulación también realizaron varios experimentos sobre fisiología humana para investigar la adaptación del sistema cardiovascular al espacio, la retención de sal en el cuerpo humano y cómo cambia nuestra percepción tridimensional en condiciones de microgravedad. También se desarrolló un experimento con levadura en el módulo Biolab de la ESA, que permitió observar la formación de estructuras celulares organizadas.

De Winne trabajó de nuevo en la Microgravity Science Glovebox de la ESA, la caja de guantes que ya había utilizado en su primera misión a la ISS en 2002. Esta vez instaló el Instrumento de Diagnosis Óptica Selectiva y desarrolló un experimento que permitirá comprender mejor cómo afecta la vibración a la difusión de los líquidos.
Pictures of the article
» print article
Related articles:
ISS020-E-042286 (24 de septiembre 2009) --- Frank De Winne (astronauta de la ESA), ingeniero de vuelo de la Expedición 20, posa para una foto, cerca de una ventana en el laboratorio Kibo de la Estación Espacial Internacional.
El primer comandante europeo de la Estación Espacial Internacional

Convocatoria de medios de comunicación

» go to article
Fuglesang abandona la esclusa Quest comenzando el tercer paseo espacial de la misión STS-128
7 septiembre 2009

Concluye con éxito el último paseo espacial de la misión STS-128

» go to article